5.-  El IER es una institución sin fines de lucro

El IER no persigue fines de lucro.  Por lo tanto en su administración si hubiere excedentes estos se reinvertirán para los objetivos que persigue el Instituto.  La misión educativa que cumple preferencialmente a favor del mundo rural, tiene limitaciones de recursos y siempre se requerirá de una mayor expansión y del mejoramiento constante de equipos y programas.  Sus bienes tienen un destino ineludible y prioritario como es prestar el mejor servicio a los hombres y mujeres del campo y de poblados rurales.
El IER por disponer de recursos limitados, necesitará siempre una dosis de sacrificio de quienes en él trabajan, entregando con generosidad sus servicios a los más alumnos.


El IER es una institución sin fines de lucro, que ofrece educación gratuita,
sin selección, sin discriminación, inclusiva,
y que otorga igualdad de oportunidades a todos sus alumnos.


Por su historia y por su vocación el IER atenderá, con los medios con que le es posible, a las familias más vulnerables y a los que enfrentan necesidades apremiantes en medio de situaciones de pobreza y de dolor.  Es por ello que desde sus orígenes, ha dispuesto de espacios de acogida para que los jóvenes rurales puedan permanecer mientras realizan sus estudios.

Nuestros servicios están respaldados por las subvenciones que otorga el Ministerio de Educación tanto para la educación como para la vida de los internados.  Por lo mismo nuestros servicios son gratuitos.  También el IER ha tenido una vinculación estrecha con el Ministerio de Agricultura por ser una Fundación que orienta sus servicios preferentemente en beneficio de las comunidades rurales y del progreso de la agricultura, la silvicultura, la acuicultura y de los recursos naturales renovables en general.

Después de 60 años, la labor institucional es un testimonio de esfuerzo ordenado y eficiente y por ello también reconocido por quienes nos conocen o han recibido nuestra atención y estímulo.

Como organización buscamos estar actualizados  y nos preocupa una utilización sana, transparente y racional de los apoyos y recursos que recibimos y con los que contamos por la generosidad de muchos.  Tenemos presente que el lucro no es nuestra motivación, pero sí nos mueve la eficiencia en la administración de los servicios que recibimos.

Noticias Instituto de Educacion Rural