06 MAR 2017
Querida Comunidad Educativa.
Alumnos, Alumnas, Padres y Apoderados, Directivos, Docentes y Asistentes de la Educación.


El presente y el futuro son y serán distintos a las situaciones y desafíos que se asumieron en el pasado. Muchos son los cambios que se han debido enfrentar en la historia institucional y este año no será la excepción, pero como en cada año, iniciamos el año con esperanzas, y nuevos desafíos. Los jóvenes estudiantes llegan con deseos de aprender, de tener un buen año y ser mejor estudiante que el año pasado. Los desafíos de nuestros alumnos, son también el nuestro. Todos los que estamos en el IER tenemos la esperanza, el anhelo de que cada uno de sus estudiantes aprenda más y sea una persona con valores, con inspiración cristiana, un joven integral.

Nuestro compromiso educativo tiene una orientación doctrinaria y moral definida y clara. La educación que imparte el IER se basa y se expresa en y a través de los valores inconmovibles y perennes del cristianismo y es lo que seguiremos impulsando durante este año 2017.

El IER educa desde y para la vida, respetando la originalidad y la sociabilidad de la persona humana. Este proceso educativo pone en el centro a la persona y a la familia y entrega formación para la vida, para el trabajo y para el servicio solidario, con el propósito de contribuir a la construcción de una sociedad más humana, democrática, solidaria y justa.

Acompañaremos a nuestros alumnos en el despertar individual y socialmente, a aprender en la verdad y la justicia, a desarrollar sus valores, y a ser libre recordando siempre que estamos insertos y nos desenvolvemos en un contexto socio cultural, compuesto por tradiciones, costumbres, cosmovisiones, tecnología, recursos, desafíos, necesidades e intereses y cambios acelerados.

Que la Santísima Trinidad bendiga al IER, sus alumnos, y toda la Comunidad Educativa.

Noticias Instituto de Educacion Rural